AGENDA LITÚRGICA
2021-07-21
PRIMERA :MIÉRCOLES XVI ORDINARIO
MEMORIA LIBRE
AÑO IMPAR CICLO B TIEMPO ORDINARIO

PRIMERA LECTURA: Ex 16,1-5.9-15



Partieron de Elim, y toda la comunidad de los israelitas llegó al desierto de Sin, que está entre Elim y el Sinaí, el día quince del segundo mes después de su salida del país de Egipto. Toda la comunidad de los israelitas empezó a murmurar contra Moisés y Aarón en el desierto. Los israelitas les decían: «¡Ojalá hubiéramos muerto a manos de Yahveh en la tierra de Egipto cuando nos sentábamos junto a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta hartarnos! Vosotros nos habéis traído a este desierto para matar de hambre a toda esta asamblea.» Yahveh dijo a Moisés: «Mira, yo haré llover sobre vosotros pan del cielo; el pueblo saldrá a recoger cada día la porción diaria; así le pondré a prueba para ver si anda o no según mi ley. Mas el día sexto, cuando preparen lo que hayan traído, la ración será doble que la de los demás días.» Dijo entonces Moisés a Aarón: «Ordena a toda la comunidad de los israelitas: Acercaos a Yahveh, pues él ha oído vuestras murmuraciones.» Aún estaba hablando Aarón a toda la comunidad de los israelitas, cuando ellos miraron hacia el desierto, y he aquí que la gloria de Yahveh se apareció en forma de nube. Y Yahveh habló a Moisés, diciendo: «He oído las murmuraciones de los israelitas. Diles: Al atardecer comeréis carne y por la mañana os hartaréis de pan; y así sabréis que yo soy Yahveh, vuestro Dios.» Aquella misma tarde vinieron las codornices y cubrieron el campamento; y por la mañana había una capa de rocío en torno al campamento. Y al evaporarse la capa de rocío apareció sobre el suelo del desierto una cosa menuda, como granos, parecida a la escarcha de la tierra. Cuando los israelitas la vieron, se decían unos a otros: «¿Qué es esto?» Pues no sabían lo que era. Moisés les dijo: «Este es el pan que Yahveh os da por alimento.

Palabra de Dios. Te alabamos Señor.

SALMO : Sal 78,18-19.23-24.25-26.27-28



a Dios tentaron en su corazón reclamando manjar para su hambre. Hablaron contra Dios; dijeron: «¿Será Dios capaz de aderezar una mesa en el desierto? Y a las nubes mandó desde lo alto, abrió las compuertas de los cielos; hizo llover sobre ellos maná para comer, les dio el trigo de los cielos; pan de Fuertes comió el hombre, les mandó provisión hasta la hartura. Hizo soplar en los cielos el solano, el viento del sur con su poder atrajo, y llovió sobre ellos carne como polvo, y aves como la arena de los mares; las dejó caer en medio de su campo, en torno a sus moradas.

EVANGELIO : Mt 13,1-9



Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó a orillas del mar. Y se reunió tanta gente junto a él, que hubo de subir a sentarse en una barca, y toda la gente quedaba en la ribera. Y les habló muchas cosas en parábolas. Decía: «Una vez salió un sembrador a sembrar. Y al sembrar, unas semillas cayeron a lo largo del camino; vinieron las aves y se las comieron. Otras cayeron en pedregal, donde no tenían mucha tierra, y brotaron enseguida por no tener hondura de tierra; pero en cuanto salió el sol se agostaron y, por no tener raíz, se secaron. Otras cayeron entre abrojos; crecieron los abrojos y las ahogaron. Otras cayeron en tierra buena y dieron fruto, una ciento, otra sesenta, otra treinta. El que tenga oídos, que oiga.»

Palabra del Señor. Gloria a Ti Señor Jesús.

REFERENCIA (Lecc. II pág 593)

Miércoles de la IV semana del Salterio

SANTORAL

San Lorenzo de Brindis, presbítero y doctor de la
Iglesia

CAPUCHINOS: San Lorenzo de Brindis, superior de la orden.
AGUARICO: Muerte martirial de los siervos de Dios, Alejandro Labaca, obispo, e Inés Arango, religiosa (1987).

Fuentes: Biblia de Jerusalen, Agenda litúrgica de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE)