Ecos de la Primera JAJ Virtual del Ecuador

Al haber transcurrido algunos días desde que se realizó la Primera Jornada Juvenil Arquidiócesana Virtual, los ecos se hacen escuchar y en este caso leer, con el testimonio de jóvenes que vivieron este encuentro y hoy nos cuentan su experiencia.

Dany Loor, voluntario encargado de la Comisión de Comunicación y Publicidad desde el 2015 en la Pastoral Juvenil Arquidiócesana de Guayaquil comenta su experiencia acerca de este evento tan importante para la juventud católica en la realidad que se vive.

Al ser un reto importante para nosotros como Pastoral Juvenil Arquidiócesana, la idea de realizar este encuentro nace como una propuesta realizada por los jóvenes de nuestra Arquidiócesis, que, sin ganas de quedarse sin vivir nuestra jornada juvenil, propone realizarla a través de los medios virtuales con los que hoy contamos.

Al principio hubo mucho miedo por los inconvenientes y retos que conlleva realizar este evento, pero todo fue puesto en manos de Dios para su Gloria. Es la primera vez que él animaba un encuentro, ya que normalmente él prefiere el trabajo tras cámaras, sin embargo debemos ponernos la camiseta cuando toca hacerlo. A diferencia de otras comisiones que conforman la Pastoral juvenil Arquidiócesana, la comisión exige una labor 24/7, es decir, de tiempo completo. Así desde los dones que Dios entrega a cada uno, se pudo preparar este encuentro virtual contando con un mes de preparación. La participación de otras comisiones y voluntarios fue de suma importancia, pero sin lugar a dudas el estrés que conlleva organizar un evento fue menor a eventos presenciales realizados en años anteriores.

La Adoración al santísimo, fue un momento muy emotivo que lo motivo bastante, muchos jóvenes lloraban y lo mostraban a través del Emoji, dejaban sus mensajes y sus intenciones a través de los comentarios. Y el mismo lema utilizado para el evento que fue “Joven a ti te digo, levántate” nos motiva a levantarnos y vivir ese encuentro con Cristo.

En lo personal y en tiempos de Covid en el cual escuchar la misa nos mantiene en esa nostalgia de Dios, esta experiencia fue algo muy renovador, que invita a muchos a caminar juntos desde el lema. El estar con Jesús nos lo da todo y nos ayuda a revivir aquella esperanza que hay en cada uno, esa es la luz es quien nos ayuda a confiar y a caminar junto a él, en el mismo sentido de plenitud.

 

Por José Rosado y Fernando Ponce. Postulantes Combonianos.

Anterior PublicaciónEl Papa pide buscadores para el Reino de los cielos
Siguiente Publicación(Galería) Cinco datos sobre el escapulario de la Virgen del Carmen
Comentarios (0)
Deja un Comentario
PARA PODER COMENTAR NECESITAR INICIAR SESIÓN