¿Qué nos dejó la visita del Papa Francisco a los pueblos indígenas de Canadá?


El mes pasado el Papa Francisco inició un viaje a Canadá, una visita pedida y aclamada por las comunidades indígenas. Uno de los objetivos principales fue escuchar y pedir disculpas a las comunidades por el mal comporamiento que la Iglesia Católica tuvo con niños nativos. Por ejemplo, la adaptación forzosa a una creencia que dejó graves consecuencias en las nuevas generaciones de estos pueblos canadienses.

Al pedir disculpas por el mal cometido hacia los pueblos indÍgenas, el papa Francisco reconoció que algunos miembros de la Iglesia han destruido la cultura propia, miles de niños fueron separados de sus familias para recibir el respectivo adoctrinamiento, dirigidos por sacerdotes y religiosas. Esta acción, los indígenas lo califican como "genocidio cultural", es decir la destrucción de un patrimonio cultural sea de un pueblo o nación por razones religiosas o étnicas.

Muchos de los presentes sintieron tristeza al recordar este suceso, se dieron un abrazo y ahora desean que sus derechos sean reconocidos. Durante varios años sus reclamos han sido ignorados por las personas del centro de Canadá. Ahora solo hay que pedir a Dios que sane el corazón de los indigenas canadienses, todo lo malo hay que dejar en manos de Dios para que las heridas del alma desaparezcan y se convierta en algo nuevo, mirar hacia un futuro mejor, reconciliarse y saber pedir perdón de corazón.

 

  

 

Siguiente PublicaciónLos jóvenes son la base fundamental de seguir a Cristo y enseñar a otros sobre la palabra de Dios
Comentarios (0)
Deja un Comentario
PARA PODER COMENTAR NECESITAR INICIAR SESIÓN