Disfruta de esta navidad con los villancicos más populares del Ecuador

La navidad en nuestro país es una fiesta tradicional, se realiza la novena al niño Jesús y en cada hogar las familias comparten un momento armonioso lleno de esperanza y amor.

En cada hogar ecuatoriano o en iglesias, se elaboran los nacimientos adornados con luces de colores, que representa el nacimiento de nuestro señor Jesús acompañado de la Virgen María y San José. Las familias reservan un rincón de su hogar donde colocan musgos, tierra o animales, para mostrar como era el pueblo de Belén.

Pero, la navidad también es acompañada por unos emotivos villancicos ecuatorianos que empiezan a sonar a inicios de diciembre, sus canciones son alegres y contagian la alegría a grandes y pequeños.

 

Aquí te mostramos las 4 canciones mas importantes para cantar a nuestro Señor Jesús

 

  • Dulce Jesús mío

Dulce Jesús mío, mi niño adorado

Dulce Jesús mío, mi niño adorado

Ven a nuestras almas niñito, ven no tardes tanto
Ven a nuestras almas niñito, ven no tardes tanto

Del seno del padre, bajaste humanado
Del seno del padre, bajaste humanado
Deja ya el materno niñito, porque te veamos
Deja ya el materno niñito, porque te veamos

De montes y valles, ven, ¡oh, deseado!
De montes y valles, ven, ¡oh, deseado!
Rompe ya los cielos niñito, brota flor del campo
Rompe ya los cielos niñito, brota flor del campo

 

  • Claveles y rosas

Claveles y rosas
La cuna adornad, en tanto que un ángel, meciéndole está (bis)

No llores niñito, no llores mi Dios;
Si te he ofendido te pido perdón (bis)

Al niño pastores, venid a abrigar que la noche es fría
Y empieza a llorar (bis)

De amores su pecho abrazado está;
Quedemos prestos su sed apagar (bis)

Claveles y rosas
La cuna adornad, en tanto que un ángel, meciéndole está (bis)

 

 

  • No sé niño hermoso

No sé, niño hermoso, qué he visto yo en ti
Que no sé qué tengo desde que te vi
No sé, niño hermoso, qué he visto yo en ti
Que no sé qué tengo desde que te vi

Tus tiernas mejillas de nieve y carmín
Tus labios hermosos cual rosas de abril
Tu aspecto halagüeño y el dulce reír
Tan profundamente, se han clavado en mí
Tu aspecto halagüeño y el dulce reír
Tan profundamente, se han clavado en mí

Si acaso, algún día, me atrevo a salir
Al prado florido por ver divertir
Do'quiera que mire, te miro yo allí
Entonces de nuevo comienzo a decir
Do'quiera que mire, te miro yo allí
Entonces de nuevo comienzo a decir

Tu afecto halagüeño y el dulce reír
Tan profundamente, se han clavado en mí
Tu afecto halagüeño y el dulce reír
Tan profundamente, se han clavado en mí

 

 

  • Entre paja y heno

Entre pajas y el heno
Resplandece su belleza
Con más brillo que los astros
Que en el cielo se pasean

Alegría, alegría y placer
Alegría, alegría y placer
Ha nacido ya el niño
En el Portal de Belén
Ha nacido ya el niño
En el Portal de Belén

Vengan pueblos, vengan reyes
Vengan sabios y pastores
Vengan todos a adorarle
Prosternadas las naciones

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anterior Publicación7 datos que no conocías sobre Benedicto XVI
Siguiente PublicaciónEl Papa Francisco y su mensaje para aficionados y jugadores presentes en el Mundial de Qatar 2022
Comentarios (0)
Deja un Comentario
PARA PODER COMENTAR NECESITAR INICIAR SESIÓN